Qué Decir en una Entrevista de Trabajo

Qué Decir en una Entrevista de Trabajo

La entrevista de trabajo es un momento crucial para causar una buena impresión y esperar despertar el interés de los reclutadores. Por eso, para que la reunión con los reclutadores transcurra de la mejor manera posible, es importante tener en cuenta cómo podría llevarse a cabo la entrevista de trabajo. Así que veamos qué decir antes, durante y después de una entrevista de trabajo.

Qué decir antes de la entrevista de trabajo

Antes de que comience la entrevista, por ejemplo, también es importante poder intercambiar algunas bromas con el reclutador, para reducir un poco la tensión del momento. Primero, después de presentarse, puede expresar su agradecimiento por haber sido considerado o confirmar su interés en el puesto de trabajo que está solicitando.

Para dar un ejemplo más práctico, podrías comenzar con algo como esto: “Hola, soy […], gusto en conocerte. Gracias por tomarme en consideración para este cargo”. O: “Hola, soy […]. Realmente quiero agradecerles por el tiempo que me están dedicando, este es un trabajo que realmente me importa”.

Como ves, es una fórmula sencilla, que puedes adaptar al contexto y a tu personalidad como mejor te parezca, que te permite crear un vínculo inmediato con el reclutador y evitar vergüenzas innecesarias. Luego, dependerá del reclutador iniciar la discusión y comenzar a hacerle las preguntas que considere más apropiadas para comprender si usted es la persona adecuada para ese puesto de trabajo en particular.

Qué decir durante la entrevista

Aunque la fase inicial y final de la entrevista son importantes para causar una buena impresión, sobre todo desde el punto de vista humano y relacional, es durante la entrevista donde se decide el destino de cualquier relación laboral. De hecho, durante la entrevista de trabajo, probablemente te hagan muchas preguntas de diferentes tipos. Algunos, por ejemplo, se centrarán más en la personalidad y tus habilidades interpersonales, mientras que otros intentarán comprender mejor cuáles son tus antecedentes o tus experiencias laborales pasadas.

En esta etapa, por lo tanto, debe tratar de ser lo más natural y sincero posible, al mismo tiempo que intenta resaltar sus puntos fuertes. Si, por ejemplo, cree que una experiencia laboral o formativa anterior ha sido especialmente útil para desarrollar una determinada habilidad o competencia (quizás también requerida para el puesto al que aspira), puede ser útil destacarla, para que dejar claro al reclutador cómo pudo desarrollar esa habilidad en particular y cómo se implementó en la práctica.

El mismo principio también debería aplicarse a las preguntas basadas más en la personalidad: seguramente habrá experiencias en las que un lado de tu carácter haya sido particularmente útil para completar una tarea importante. Además, en el caso de que los reclutadores te pidan que te centres en tus mayores fortalezas, trata de resaltar aquellas que puedan resultar más útiles para hacer bien el trabajo que estás solicitando, para que entiendan cómo tu contribución podría ser útil para la empresa.

como-conseguir-trabajo

Después de la entrevista

Una vez que termine la entrevista de trabajo, es posible que desee tomarse unos minutos para hacerles algunas preguntas a los reclutadores. Por lo general, los mismos reclutadores dan tiempo para las preguntas finales; si no, no tenga miedo de dar un paso al frente y pedir poder hacer algunas preguntas, porque se verá como una simple señal de interés. Entre las cosas que puede preguntar, por ejemplo, algunas pueden estar relacionadas con la empresa de manera más general, mientras que otras pueden estar relacionadas con el puesto al que le gustaría postularse.

Podría, por ejemplo, preguntar con qué figuras profesionales tendrá que interactuar más a menudo, cuáles son las tareas que realizará o cuáles son los objetivos a largo plazo de la empresa. Si echaste un vistazo al sitio web de la empresa antes de hacer la entrevista de trabajo, podrías hacer algunas preguntas sobre un aspecto específico que te intrigó particularmente o mencionar algo que te impresionó y te gustaría saber más.

Después de haber dedicado un espacio a preguntas y curiosidades, no olvides agradecer a los reclutadores la oportunidad que te han brindado y mostrar que estás dispuesto a dar más información sobre ti, si es necesario, o a concertar una segunda reunión con el reclutador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA SATISFACER LA ESPERIENCIA DEL USUARIO. Configuración